QRCode
QRCode

Operativos del Senafront logra decomisos y aprehensiones

Panamá, 1ro. de agosto de 2019. El Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) mediante 47 operaciones ha logrado en lo que va del año el decomiso de 1,508 paquetes de cocaína, 1,403 paquetes de marihuana y ha sacado de las calles de Darién, Paso Canoas y Guna Yala a 50 personas para ponerlas a órdenes de las autoridades competentes.

Estos resultados operacionales del Senafront se lograron en los últimos siete días mediante la operación “Seguridad Efectiva” y “Operación Tormenta, en el marco de la estrategia de renovación institucional para la seguridad ciudadana y el combate a la delincuencia organizada transnacional.

El esfuerzo interinstitucional entre la Unidad de Botes Especiales del Batallón Occidental del Senafront, el Ministerio Público y la Policía Nacional, a través de la “Operación Tormenta”, interceptaron una embarcación en Isla Burica, provincia de Chiriquí, la cual era tripulada por tres personas, dos de nacionalidad colombiana y un ecuatoriano.

Las personas y la evidencia fueron puestas a orden de la Fiscalía de Droga de Chiriquí. Posteriormente el Ministerio Público dio a conocer que a través de audiencia se legalizó la aprehensión, se imputaron cargos y llegaron a un acuerdo de pena de 104 meses de prisión.

Otra detención la hicieron unidades de la Patrulla Fronteriza del Batallón Occidental, en conjunto con el Ministerio Público a un panameño que intentaba cruzar con un maletín adherido a su cuerpo B/.15,840.17, por uno de los pasos ilegales desde Costa Rica hacia Panamá.

En la Región Caribe la Unidad de Botes Especiales, en coordinación con el Ministerio Público, dieron persecución a una embarcación de fibra de vidrio, la cual fue abandonada por sus tripulantes en el sector de Río Pito en la Comarca de Guna Yala.

En la embarcación se encontraron dos cargadores: uno de ocho y uno de seis municiones calibre nueve mm, una pistola glock color negra con dos cargadores y seis municiones cada uno calibre 9mm, 133 municiones calibre 5.56 mm, una mira orográfica, una empuñadura delantera de fusil y una pistola marca Prieto Beretta color plateada sin serie.

En esa misma área se dio con el hallazgo de otra embarcación abandonada, que mantenía siete cilindros de color verde con una sustancia líquida desconocida. En el mismo sector se encontró un saco blanco que tenía cuatro armas de fuego embalada con plástico, en donde había un fusil Galil con dos proveedores vacíos, dos fusiles m4 con dos proveedores y 30 municiones cada uno, un fusil Galil con dos proveedores vacíos y un fusil Beretta 9mm con dos proveedores vacíos.

En el sector de Ailigandí, a la altura de Isla Cepillo, Guna Yala, se ubicó una embarcación que mantenía tres cilindros metálicos y 12 botellas de plástico de color gris, las cuales en su interior contenían mercurio (químico utilizado para la extracción de minería ilegal en los ríos).